top of page

AMATISTA: BELLEZA PURPURA

Hoy os voy a contar unas curiosidades acerca de la Amatista, uno de mis minerales favoritos. La Amatista es una variedad del cuarzo, su color violeta tan característico varía según la cantidad de hierro que lleve.


El nombre proviene del griego amethystos (no borracho), porque esta piedra para los griegos era un poderoso antídoto contra la borrachera. Con ella se fabricaban vasos para que el vino no se subiera a la cabeza.

Según la mitología griega, el origen de la Amatista responde a una leyenda: Dionisio, dios del vino y de la fiesta, pretendía los favores de una doncella, cuyo nombre era Amethysthos. Esta chica no quería relaciones con el Dios, y le pidió a la diosa Artemisa que la protegiera. La diosa la escuchó y la transformó en una estatua de cuarzo puro cristalino. Dionisio sintió remordimientos y lloró lágrimas de vino sobre la hermosa estatua, tiñendo la roca del color púrpura tan característico de la amatista.


En la Edad Media, el cristianismo adoptó la amatista como símbolo de renuncia a los bienes terrenales y castidad, y aún hoy la llevan en forma de anillos muchos cardenales y obispos. La amatista simboliza además la sabiduría divina.


Según los expertos en temas de talismanes, amuletos y demás, la principal función de la amatista es convertir todo lo negativo en positivo. Desde tiempos pasados, se le ha otorgado a la amatista la cualidad de proporcionar calma y paz y purificar ambientes negativos, así que ya lo sabes, si llevas contigo alguna amatista, o la tienes cerca en tu entorno, además de tranquilad, te brindará ese toque de elegancia, belleza y protección.


Si miramos en el calendario astrológico, la Amatista es la piedra que se asocia al mes de febrero y a los nacidos bajo el signo del Zodíaco Piscis.

85 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page